Cuba, Venezuela Y Nicaragua Son Una Amenaza Directa Para El Territorio Estadounidense