El primer gol del año fue en contra