La anécdota de Daniel Rivero sobre Emiliano Sala