El parrillero herido tras una pelea entre punteros políticos salió terapia intensiva

Luciana Díaz, esposa