Las demandas de los indígenas asentados en el Parque Nacional | El Espectador

Diferentes comunidades indígenas presentes en Bogotá se unieron a los miembros del pueblo Embera que se asentaron en el Parque Nacional desde el 29 de septiembre. Se calcula que ahora hay 263 personas en ese espacio. Los líderes indígenas se declararon en Minga permanente hasta que sus peticiones sean escuchadas, mientras que el Distrito propuso trasladarlos a un albergue temporal en el parque La Florida, en el occidente de la ciudad.