Una familia encuentra a dos jóvenes escondidos en el portaequipajes del coche