Silencio.

Dos sacerdotes jesuitas portugueses que se enfrentan a una persecución violenta cuando viajan al Japón de 1640, a buscar a su mentor para difundir las enseñanzas del cristianismo. La película comienza con un prólogo del joven sacerdote jesuita portugués Cristóvão Ferreira, testigo de la tortura mortal de los conversos japoneses que ha estado tratando de llevar a la fe cristiana. El sacerdote parece estar indefenso para ayudar a los conversos ante la presencia de las autoridades japonesas que llevan a cabo diferentes tipos de torturas y ejecuciones sobre ellos.