Cruzamos en la balsa con la hinchada sabalera