El “estúpido e inútil” lenguaje incluyente

Usar pronombres masculinos para referirse también a las mujeres no es incluyente ni abarcador. A través del lenguaje se reconocen la igualdad y la diversidad. Su uso no es un tema menor