Reguant, aplaudida al llegar a los juzgados