Sigue la quema de pastizales y el humo invade a la ciudad