LA TENSIÓN PREVIA A LA DECLARACIÓN SOBRE LA INMUNIDAD DE JUNQUERAS