“Me dejaron botado”: el clamor de un niño migrante en EE. UU.

Un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos grabó el momento en que en su camino a casa encontró a un niño de entre 10 y 12 años caminando solo por el desierto de Río Grande, Texas. Unos 500 niños y niñas no acompañados cruzan la frontera estadounidense cada día, por lo que más del 90 % de la capacidad de los refugios estaban al tope en los primeros días de marzo. El presidente Joe Biden pidió aumentar la capacidad de estos espacios.